La perdición de los hombres
Martes 1, 02:00 h
La perdición de los hombres

Sinopsis

Deschamp y los surrealistas vinieron a México buscando el absurdo. Malcom Lorry vino buscando a la muerte. La encontró. Estaba aquí, esperándolo, porque el absurdo siempre comparte la patria con la muerte.

Al personaje principal, lo matan dos que, conmovidos, lo velan. Las dos mujeres con las que ha compartido su vida, se juegan su cuerpo en una apuesta y la que gana, se aprovecha de la condición de cuerpo del muerto; luego le rompe los huesos a golpes al asesino de su difunto.

La perdición de los hombres es considerada uno de los trabajos más arriesgados del prolífico director mexicano Arturo Ripstein. La cinta ganó la prestigiosa Concha de Oro en la 48º Edición del Festival de San Sebastián.

El filme es una coproducción española-mexicana filmada en blanco y negro. Comedia negra surrealista, que comenzó como un posible cortometraje ideado por la dupla Ripstein-Garciadiego. Finalmente, el proyecto terminó como un largometraje en el que se cuenta una serie de azarosos sucesos ocurridos tras la muerte de un hombre a quienes sus propios asesinos deciden llevar a su casa para velarlo.

 

Acerca del director:

Arturo Ripstein

Nació en la Ciudad de México el 13 de diciembre de 1943. Su formación es fundamentalmente universitaria. Estudios de Leyes en la Universidad Nacional Autónoma de México, Historia en el Colegio de México, e Historia del Arte en la Universidad Iberoamericana.

En 1963 fungió, sin crédito, como ayudante de realizador en la película El ángel exterminador de Luis Buñuel. De esa experiencia proviene quizá una de las constantes del cine ripsteniano: el encierro.

Toda su vida adolescente estuvo ligada al universo de la industria fílmica por lo que no resultan sorprendentes sus aspiraciones como actor de cuadro para diversas cintas como En este pueblo no hay ladrones (1964), La muerte es puntual (1965) y Los caifanes (1966), entre otras.

Debutó tempranamente como director en el western Tiempo de Morir (1965) sobre un guión de Gabriel García Márquez. Entre 1969 y 1971

filmó varios cortometrajes experimentales. Después de realizar en el seno de la industria dos obras ambiciosas, El castillo de la pureza y El Santo Oficio, acometió una serie de documentales en 16 milímetros.

De igual forma ha impartido cursos para el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), ha realizado varios programas para la televisión cultural y ha dirigido telenovelas.

Ganador de la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián de 1993 por su película Principio y Fin, versión libre de la novela homónima de Naguib Mahfouz, de entre su filmografía destacan El lugar sin límites (1978), Cadena Perpetua (1979), La seducción (1989), Rastro de muerte (1984), El otro (1986), El imperio de la fortuna (1988), Principio y Fin y La mujer del Puerto (las dos de 1993), Profundo Carmesí (1997), El coronel no tiene quien le escriba y La virgen de la Lujuria (2000).

 

Ficha técnica:

La perdición de los hombres

México/España, 2000

Director: Arturo Ripstein

Duración: 90 min.

Guión: Paz Alicia Garciadiego

Montaje: Carlos Puente

Fotografía: Esteban de Llaca

Guillermo Granillo

Música: Leoncio Lara Bon

Dirección artística: Caludio Pache Contreras

Género: Comedia

Color o en B/N: Blanco y Negro

Con: Luis Felipe Tovar, Patricia Reyes Spíndola, Rafael Inclán, Carlos Chávez y Leticia Valenzuela.