Pox, bebida sagrada
Domingo 29, a las 17 h
Pox, bebida sagrada

Sinopsis

Desde los rincones chipanecos, este cortometraje narrado en tzotzil habla del pox (posh), una bebida elaborada con azúcar y maíz fermentados, cuyas características culturales dan cuenta de la historia de un pueblo que conserva sus raíces a pesar del embate de los tiempos y la globalización, las cuales permean en la cultura gracias a la herencia de los abuelos y abuelas más venerables. A través de las técnicas de este material fílmico, se busca cambiar la cosmovisión indígena que existe de la comunidad tzotzil.

 

Acerca de la directora

Dolores Sántiz

Originaria de la comunidad de Cruztón (Chamula, Chiapas). Impulsora de la Cooperativa de Artesanas Mujeres Innovadoras del Arte Textil en Chamula, Zinacantán y Teopisca. Es licenciada en Comunicación Intercultural por la Universidad Intercultural de Chiapas. Ha cursado diplomados de producción de cine documental con maestros del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) dentro del programa CCC Con Patas así como diversos talleres de realización cinematográfica.

Como productora de cine documental, su más destacada producción es La pequeña semilla en el asfalto (2009), producida por el Instituto Mexicano de la Cinematografía (IMCINE) con el apoyo de la Fundación Rockefeller. Su estreno fue en el marco del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) y recorrió diferentes festivales nacionales e internacionales obteniendo diversos premios entre los que destaca el Premio al Mejor Documental Latinoamericano en el Festival Contra el Silencio Todas las Voces, CDMX. Esta producción se transmitió además en el programa Visión Periférica, del Canal 22. Actualmente se encuentra en la post producción de Nichimal tseb - mujer florida cortometraje de ficción, y ha concluido Pox, la bebida sagrada cortometraje documental.

 

Ficha técnica

Título: Pox, bebida sagrada

México, 2018

Dirección: Dolores Sántiz

Guion: Dolores Sántiz

Fotografía: Pedro Daniel López

Música: Música tradicional de Zinacantán y “Nambue” Cicerón Aguilar Acevedo