Qué hombre tan simpático
Jueves 19, 12:00 h.
Qué hombre tan simpático

Sinopsis

El sablista Amable es compañero de parrandas  del ex estudiante de medicina Paquito, que juega con el amor de la artista de cabaret  Fanny  y con el de la corista Conchita. Repentinamente llega un telegrama  por el que Pancho, tío  de Paquito, le avisa que le urge que vaya  a verlo con su esposa  y con una eminencia médica que le cure  su  dolencia renal.

Para que Paquito no pierda la herencia del tío, Amable tiene la idea de pasar por la eminencia  y convertir a Fanny en la esposa. Antes, Amable  sorprende en casa de Paquito a  un ladrón, Feíto, de quien  se hace amigo y a quien le encarga llevarse a Conchita, que tiene la intención  de matar a  su amante.

Amable, Paquito, Fanny y Feíto  van a la  hacienda del tío. Los problemas apenas empezaron… 

 

Acerca del director

Fernando Soler  (Saltillo, 1900 - Ciudad de México, 1979)

Actor y director, miembro de una de las familias cinematográficas más importantes de México. Antes de debutar en el cine desarrolló una importante carrera teatral. Participó inicialmente en ¿Cuándo te suicidas? (1931), de Manuel Romero, al lado de Imperio Argentina; esta es una versión hispana producida por la Paramount en los estudios de Joinville (París).

Soler debutó en el filme de Gabriel Soria Chucho el Roto (1934). A partir de este momento serían numerosas las películas -melodramas, dramas, comedias…- que van a contar con él en su reparto. Destacan Refugiados en Madrid (Alejandro Galindo, 1938), su desempeño en La casa del ogro (1939),  y Papacito lindo (1939), las dos de Fernando de Fuentes. En esos años se desplazó a Hollywood para trabajar en Verbena trágica (1938), de Charles Lamont, y Los hijos mandan (1939), de Gabriel Soria.

Debutó como director con la película Con su amable permiso (1940), de resultados poco satisfactorios, para terminar el año con la destacada recreación del padre Bernal en Creo en Dios (1940), de Fernando de Fuentes. Es recordado además por su protagónico en  El gran calavera (1949),  Susana  (1950), y La hija del engaño (1951), los tres filmes de Luis Buñuel.

A comienzos de los años sesenta trabajó en España en El amor de los amores (1961), de Juan de Orduña y recibió la Perla del Cantábrico del Festival de San Sebastián por su trabajo en Pueblito (1961), de Emilio Indio Fernández.

Fue durante un tiempo representante del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica y socio fundador de la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas (creada en julio de 1946).

 

Ficha Técnica

Qué hombre tan simpático

México, 1943

Dirección: Fernando Soler

Argumento: sobre la pieza de Carlos Arniches.

Adaptación: Fernando Soler y Carlos Orellana

Fotografía: Raúl Martínez Solares

Música: Raúl Lavista.

Sonido: Howard Randall  y Fernando Barrera

Escenografía: Jorge Fernández

Edición: Jorge Bustos

Con: Fernando Soler, Gloria Marín, Blanca de Castejón, Carlos Orellana, Carlos Villarías, Rafael Banquells, Carolina Barret y Aurora Segura.