Vivillo desde chiquillo
Domingo 25, 14:30 h y lunes 26, 01:00 h
Vivillo desde chiquillo

Sinopsis

Dick, conocido como El Chato, merodea la casa del licenciado Schillinsky, con la intención de chantajear a Carmela, la esposa de éste. En el mismo hogar vive Lupita, la criada, que le encarga a su novio Manolín matar a un perro rabioso también llamado Dick. La duplicidad de nombres provocará una terrible confusión.

Debido a que el licenciado es un hombre muy celoso y desconfía de su mujer, le tiende una trampa con la intención de encontrarla con un amante. El día en que lleva a cabo su plan, suceden una serie de enredos que provocan que Manolín sea acusado de la muerte de Dick. Creyendo que se trata del perro, él acepta su culpabilidad. El problema es que quien ha muerto es El chato.

 

Acerca del director:

Emilio Gómez Muriel

Nació el 22 de mayo de 1910 en la capital del estado de San Luis Potosí. Al tiempo que estudiaba la preparatoria trabajaba en el departamento de publicidad de la Producing and Distributing Corporation, distribuidora de películas en México. Terminado el bachillerato viajó a Estados Unidos para estudiar inglés en Berkeley, y aunque trató de ingresar sin éxito a la industria cinematográfica, un golpe de suerte le permitió conocer en 1934 a Carlos Navarro, (director de Janitizio),  quien en ese tiempo era asistente de dirección en Hollywood, y le ofreció un trabajo como extra en las filmaciones que participaba. 

Regresó a México para concluir sus estudios en Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México. En un segundo viaje a Estados Unidos vivió la transición entre el cine mudo y sonoro, donde surgió su interés por el cine, con especial énfasis en la teoría y práctica del montaje de los rusos Sergei Einsestein, Pudovkin, y la narración visual de David W. Griffith.

Instalado definitivamente en México, se incorporó a la industria cinematográfica mexicana; participó como productor asociado de El tigre de Yautepec de  Fernando de Fuentes. Obtuvo un empleo en la Secretaría de Educación Pública en el Departamento de Bellas Artes, y apoyado por el maestro Carlos Chávez y el entonces secretario de la SEP, Narciso Bassols, se integró al equipo que interesado en filmar la vida de los pescadores, evolucionó en la cinta Redes que codirigió en 1934 con Fred Zinnemann.

Retirado temporalmente del quehacer cinematográfico, regresó como encargado de la compañía Films mundiales; editó en 1937 Jalisco nunca pierde de Chano Urueta y debutó como director en 1943 con La guerra de los pasteles. Combinó su labor con la producción, creación de argumentos y adaptaciones, cultivando todos los géneros cinematográficos. Murió el 25 de enero de 1985 en la ciudad de México.

 

Ficha técnica:

Vivillo desde chiquillo

México, 1950

Dirección: Emilio Gómez Muriel

Argumento y adaptación: Juan Bustillo Oro y Humberto Gómez Landero.

Fotografía: Jorge Stahl

Música: Gonzalo Curiel

Sonido: Javier Mateos y Jesús González  Gancy

Escenografía: Javier Torres Torija

Edición: Jorge Bustos

Con: Manuel Palacios, Estanislao Schilinsky, Queta Lavat, Delia Magaña, Famie Kaufman, Rafael Banquells y Alejandro Cianguerotti.