Madagascar skin
Madagascar skin

Sinopsis

El núcleo de la película del realizador Chris Newby se basa en confrontar a dos hombres completamente distintos y solitarios que encontrarán la compañía que les hace falta en un extraño. Ambos son figuras sin éxito que luchan por escapar de los estereotipos en los que los han encajonado.

 

Se trata de Harry, un hombre gay muy tímido quien acude a un bar homosexual en donde se la pasa bebiendo cerveza entre las sombras. La razón de su timidez se  debe a que el lado izquierdo de su cara está cubierto por un enorme lugar en forma de la isla de Madagascar. Debido a la anterior, Harry prefiere pasar desapercibido por lo que decide irse a la costa de Gales, donde pretende instalarse. Aunque el destino ya tiene trazados los caminos que debe seguir.

 

En la playa, Harry se encuentra con Flint un hombre mayor con quien rápidamente entabla una conversación. Pronto los dos se dirigirán a una casa aparentemente abandonada en donde terminarán por romper la desconfianza inicial.

 

En resumen, la cinta retrata el encuentro entre dos hombres que nada tienen que ver: uno de ellos es gay, y el otro es heterosexual. Uno es tímido y retraído, y el otro es fanfarrón y directo. Lo único que comparten son la pobreza y una necesidad casi desesperada de contar con la compañía del otro.

 

Ficha técnica:

Madagascar Skin

Reino Unido, 1995

Dirección: Chris Newby

Producción: Julie Baines

Guión: Chris Newby

Fotografía: Oliver Curtis

Género: Suspenso

Con: Bernard Hill, John Hannah, Mark Anthony, Mark Pettit y Danny Earl.