Santo contra Cerebro del mal
Santo contra Cerebro del mal

Sinopsis

Por las calles de La Habana, Cuba, el Santo corre tratando de escapar de unos delincuentes. Pese a todo intento, es capturado y llevado al laboratorio secreto del doctor Campos. El plan malévolo del científico es inyectar al Santo una sustancia capaz de someter y controlar su voluntad con el fin de que este le ayude a raptar a otros, que a su vez cometerán actos delictivos orquestados por el mismo Campos.

Para contrarrestar el daño, a la isla llega El Incógnito y luego de enfrentarse con el Enmascarado de Plata logra darle de beber un antídoto con el que sale de la hipnosis. Sin embargo, para poder detener al doctor Campos, ahora el Santo deberá fingir que sigue bajo su alienación y así poder salvar a sus próximas víctimas.

Esta cinta, dirigida por Joselito Rodríguez marcó la carrera en el cine de Rodolfo Guzmán, el Santo, pues fue su segunda aparición en la pantalla grande y su primer papel protagónico.

 

Acerca del director

Joselito Rodríguez

José de Jesús Rodríguez Ruelas fue un director, sonidista, actor y guionista de cine nacido en la Ciudad de México el 12 de febrero de 1907. Es recordado, principalmente, por haber introducido el cine sonoro en México a través de la película Santa (1931), gracias a un equipo de sonido ideado y construido por él mismo.

Estudió ingeniería electrónica en la Escuela Politécnica de los Ángeles en California. Luego de su primera colaboración en el cine mexicano, quiso adentrarse en el séptimo arte, primero como productor y, posteriormente, como realizador con cintas como El secreto del sacerdote (1940), ¡Ay, Jalisco, no te rajes! (1941), Angelitos negros (1948), Santo contra Cerebro del mal (1961), De sangre chicana (1974) y El amor de mi vida (1979).

 

Ficha técnica

Título original: Santo contra Cerebro del mal

México, 1958

Dirección: Joselito Rodríguez

Guion: Fernando Osés y Enrique Zambrano

Fotografía: Carlos Nájera

Música: Salvador Espinosa

Con: Joaquín Cordero, Norma Suárez, Enrique Zambrano, Alberto Insúa, Fernando Osés, Juanito Tremble, Enrique Almirante y René Socarrás